Marketing para abogados

Marketing jurídico

Los despachos de abogados y asesores empresariales han encontrado, como la mayoría de sectores de negocio, un gran aliado en la globalidad y expansión de internet y los medios digitales. Incluso han proliferado los despachos online, donde uno o varios profesionales del sector legal se asocian sin tener siquiera una sede física.

Ante tal oportunidad de negocio, cualquiera se preguntará dónde está el truco para triunfar en un ambiente que empieza a saturarse e, incluso, a dejar entrar a cualquiera independientemente de su cualificación o experiencia. Podréis imaginaros, por tanto, el grado de competencia que se puede encontrar el abogado o consultor que se introduzca por vez primera en el mundo digital. ¿Qué hacer, por tanto, para conseguir aumentar el número de clientes en este entorno virtual? ¿Cómo planificar una buena estrategia de marketing para abogados?

En primer lugar, es fundamental conocer que el cliente de este tipo de servicios, generalmente, acude directamente a los buscadores de internet para una consulta sobre un problema concreto, y acaba visitando los primeros resultados de la búsqueda. Google es el buscador más extendido, por tanto, tendremos que diseñar una estrategia para posicionar nuestra página en este buscador.

¿Cómo lo haría yo? Sencillo: creando contenidos que sean de interés para tus posibles clientes. Dale un enfoque didáctico y no utilices demasiada verborrea técnica –recuerda que estás dirigiéndote a un público con dudas, no a expertos juristas-. Lo ideal sería permitir y propiciar la comunicación directa y el debate con los lectores. Resuelve las dudas principales de tus posibles clientes. En definitiva, genera confianza y demuestra tu experiencia en los servicios que ofreces.

Debemos tener en cuenta otros aspectos como el diseño atractivo de la web o blog, la claridad de su estructura o la facilidad para contactar e incluso contratar directamente online los servicios ofrecidos. Definir claramente la especialidad profesional que ofrecemos es un punto a nuestro favor, si lo que queremos es posicionarnos dentro de una materia concreta. Por ejemplo, vender nuestra marca como “abogado penalista”, “asesoramiento fiscal para autónomos” o “bufete especializado en herencias” puede darnos un punto de diferenciación con nuestra competencia siempre que tengamos una buena estrategia de marketing.

Una vez bien definida la estrategia de contenidos, debemos integrarla con las redes sociales y canalizar a través de estas nuestros contenidos. Además, no está de más utilizar redes especializadas – Posttigo– como primer encuentro con posibles clientes, a modo de repositorio de consultas. El social media juega un papel imprescindible a la hora de publicitar nuestros servicios. Recuerda que, sin una correcta difusión, la profesionalidad y los buenos contenidos no servirán de nada.

Sin una correcta difusión, la profesionalidad y los buenos contenidos no servirán de nada. Clic para tuitear

Al final, llegamos a la conclusión de que en los servicios jurídicos, como en el resto de sectores empresariales, una correcta estrategia digital pasa por un planificado marketing de contenidos, un buen posicionamiento SEO y una eficiente gestión de las redes sociales. La especialización de los servicios legales y el desarrollo de contenidos por personas expertas en la materia es lo que nos va a diferenciar del resto de servicios similares.

Res

Resumiendo, estos son los puntos clave para el desarrollo online de un servicio de consultoría jurídica o fiscal:

  • Diseña una web o blog con estructura clara y bien definida de tus servicios. Los clientes no buscan diseño ni fotografías bonitas, buscan en qué puedes ayudarles. Y, en todo caso, cuánto les va a costar la ayuda…
  • Elabora un minucioso planning de contenidos y actualiza la página con artículos redactados por especialistas. Mezcla reseñas de las últimas reformas legales, casos de éxito de tu despacho y explicaciones de procedimientos frecuentes para conseguir frescura en el blog.
  • Integra dudas por parte de posibles clientes y respóndelas, mediante pluggins o a través de los comentarios de los post. Demuestra lo que sabes.
  • Optimiza la gestión del social media. Es obligatoria tu presencia en redes y plataformas especializadas en derecho.
  • Analiza los resultados de tu página. Mide la evolución de visitas y clientes. Si no lo haces, ¿cómo vas a saber que estás haciendo un buen trabajo?

¿Cómo lo ves tú? ¿Incluirías algún punto más en este decálogo[1] de consejos para un eficaz marketing jurídico?


[1] Según la RAE, decálogo es un conjunto de normas o consejos que, aunque no sean diez, son básicos para el desarrollo de cualquier actividad” (Comprobar aquí)

2 thoughts on “Marketing para abogados

    • Gracias por el comentario, amigos.
      Efectivamente, debemos ser capaces de aunar talentos para conseguir despachos modernos, cercanos y, sobre todo, más humanos. Y esto se puede conseguir con un buen plan de comunicación en el que el usuario final tenga la importancia que se merece.

      Un saludo.

Deja un comentario