Un blog para mi empresa. ¿Es necesario?

Un blog para mi empresa

La respuesta a esta pregunta es compleja y, a la vez, muy sencilla de resolver: ¿quiero un blog para mi empresa? La necesidad está supeditada al deseo de ofrecer algo diferente y útil a nuestro público, sean clientes, proveedores, usuarios o, simplemente, interesados. Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE) en el avance de su vigésima tercera edición, un blog es un “sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores”. De aquí extraemos las características principales que debe tener un blog: será dinámico, interesante, actual y participativo. Si realmente tu empresa también lo es, y eres capaz de mantener esas cualidades sin que decaigan en el tiempo, entonces te recomiendo fervorosamente la creación de un blog, a ser posible integrado dentro de la propia web de la empresa. Pero, ¿sabes qué puede hacer un blog por tu negocio?

  1. Incrementa las visitas de tu página, aumentando el tiempo de permanencia en la misma y, por tanto, posibilitando que te conozcan mejor. A ti y a tus productos o servicios.
  2. Es fácil de gestionar. Una vez creado el diseño y configurados sus plugins, cualquier blog puede administrarse con unos mínimos conocimientos informáticos. Eso sí, la estrategia de contenidos y la redacción de los mismos deben hacerse tras un concienzudo análisis.
  3. Crea sinergias importantes entre la empresa y el receptor de los contenidos. Un lector fiel del blog participará activamente en el mismo y propondrá temas a tratar.
  4. Genera confianza en tu empresa y sus productos. Si demuestras día a día que sabes de lo que hablas y das información extra a los lectores, estos confiarán en ti y verán a tu empresa más creíble.
  5. Da viralidad a los contenidos. Un buen contenido será compartido, comentado y difundido en todas las redes sociales. Incluso en aquellas que ni siquiera sabes que existían. Y en esto del marketing ya se sabe: a mayor viralidad, mayor difusión del mensaje y mayor impacto publicitario.
  6. Mejora el posicionamiento de tu web en los buscadores de internet. Para ello tendrás que mantener el blog actualizado y conseguir que los contenidos interesen al mayor número de personas. Y, sobre todo, hacer un buen uso de las posibilidades que el blog te da con las keywords o palabras clave. Si lo consigues, ¡enhorabuena! Google y el resto de buscadores mejorarán la posición de tu página y tu mensaje –y con él, tus productos– llegará a más clientes potenciales.

Hoy día, la necesidad de un blog corporativo se articula como uno de los ejes fundamentales en la comunicación de una empresa, junto con web y las redes sociales. Una buena gestión de esta tríada puede dar muchas ventajas a tu empresa en un mercado cada vez más competitivo y donde la diferencia, a veces, se marca con los pequeños detalles. Un blog es uno de esos detalles que, sin embargo, tú puedes hacer grande. ¿Te atreves? ¿Blogueamos?

Deja un comentario